Qué es la Descodificación Conductual Canina (DCC)

La DCC es un método complementario desarrollado por A.M.C.–CAN donde la persona juega el papel principal para resolver el problema que está viviendo con su perro.

La DCC consiste en analizar el conflicto que la persona tenga con su perro y buscar la causa del problema en los pensamientos de la persona con respecto a él.

La DCC sostiene que cualquier conflicto que la persona perciba en su perro tiene su origen en el inconsciente de la persona y que, por lo tanto, el cambio debe centrarse principalmente ahí.

Ningún animal en estado natural tiene problemas de comportamiento. Sus “problemas” son nuestros problemas.

A.M.C.–CAN

Debe quedar claro que la DCC no sustituye ninguna terapia o tratamiento. La DCC no es un tratamiento convencional de educación canina y/o adiestramiento. No se dan pautas ni ejercicios para tratar el comportamiento del perro.

La DCC es una herramienta adicional con la que analizamos las creencias de la persona haciendo preguntas, sugestionando y dando un punto de vista diferente a la persona para que se replantee su forma de pensar con respecto a su perro.

Objetivo

El objetivo de la DCC es que, gracias al comportamiento del perro, la persona se haga consciente de qué pensamientos y/o experiencias desencadenan el problema que observa en él.

Normalmente, estos pensamientos, son creencias que la persona ha ido desarrollando a lo largo de su vida debido a programas familiares heredados, a la sociedad que nos envuelve o tras vivir alguna situación o experiencia traumática, a menudo durante la infancia.

Cuando la persona se da cuenta de que sus propias creencias propician y refuerzan los comportamientos conflictivos que ve en su perro, puede encontrar una mayor paz y tranquilidad y dar paso a nuevas formas de pensar y comportarse que mejorarán la convivencia con su perro, es decir, mejorarán el bienestar general tanto de la persona como del perro.

Los perros nos brindan la oportunidad para sanar nuestra percepción y no seguir cometiendo los mismos errores una y otra vez.

Quienes se ofrezcan a realizar una consulta deben saber que no van a encontrar una “solución” ni un “cómo” a su problema, sino que simplemente se les hará conscientes de que, lo que están experimentando con su perro, tiene una relación directa con su inconsciente y su forma de pensar.

Ejemplos

No es necesario que comprendas qué es ni cómo funciona el método de la DCC para que puedas realizarlo. Aún así, te expongo algunos ejemplos para que puedas entenderlo mejor:

“Marta acude a la consulta de DCC explicando que su perra Nala orina en ciertos puntos de la casa desde hace unos meses y eso la enfada mucho. Alega que no es un tema de aprendizaje porque antes no lo hacía y que ese comportamiento no ocurre siempre, sino en momentos puntuales.

Tras analizar con detenimiento muchos aspectos, descartar con un veterinario de que se trate de un tema fisiológico y de hacer las preguntas pertinentes, Marta acaba siendo consciente de que Nala está reflejando el mismo conflicto, de forma simbólica, que está experimentando con su hija Noelia.

Nala y su hija Noelia vendrían a tener la misma edad biológica, ambas están en la pubertad con los cambios que ésta conlleva.

Marta no le da ni el espacio ni la intimidad que su hija Noelia requiere por miedo a “perderla”.

Noelia debe compartir habitación con sus dos hermanos pequeños y su madre se enfada con ella cuando Noelia se encierra en el baño.

¿Adivinas dónde Nala hace pipí?

Nala orina entre la puerta de la habitación y la del baño, exactamente donde Marta suele tener el conflicto con Noelia.

Orinar, en este caso, significa “marcaje de territorio”.

El “problema” de Nala le está mostrando a Marta que, con la actitud que está teniendo con respecto a su hija, hace que sea necesario marcar el territorio.

Marta tiene que aprender a confiar en su hija y en el proceso evolutivo de esta etapa de su relación. Debe aprender a desapegarse, lo cuál no implica dejar de amar, sino respetar las decisiones y el espacio que su hija necesita para que no sea necesario el marcaje de ningún tipo.

¿Qué tiene que hacer con Nala?

Por el momento: Nada. El simple hecho de que Marta tome consciencia de su propio error, hace que se corrija, que el conflicto desaparezca y que, por lo tanto, no haya necesidad de marcar el territorio.

En este caso Nala dejó de orinar en casa a las 2 semanas.”

Otros ejemplos, sin entrar en detalles, serían la relación que tienen los comportamientos destructivos, de escapismo, lloros, aullidos, estereotipias, ansiedades, agresividades, reactividades, miedos, impulsividades, incluso la raza elegida, el tamaño, el color de nuestros perros y un largo etcétera con nosotros.

¿Te animas a realizar una consulta?

Cómo se realiza, cuánto dura y cuánto vale

Actualmente el método se lleva a cabo a través de correo electrónico. Por lo general se envían y se reciben entre 5 y 10 correos electrónicos de forma recíproca.

La duración depende de la rapidez de cada uno en contestar los emails, el proceso puede conllevar desde los tres días a las 2 semanas, es importante que ambas partes se tomen el tiempo necesario para pensar, sentir y escribir las respuestas.

El coste de la consulta completa es de 40 €.

Aprovecha la promoción hasta el 31 de diciembre de 2020 por 15 € la consulta completa.

Solicita una consulta de DCC con Alba.

En el siguiente formulario, escribe “DCC” en el Asunto e indicarnos en Tu mensaje cuál es el conflicto/problema que ves en tu perro y que te gustaría solventar. Asegúrate de escribir correctamente tu correo electrónico, de lo contrario no podremos responderte. Muy pronto recibirás la respuesta con los pasos que debes seguir.

¡Gracias!

He leído el Aviso Legal y la Política de Privacidad y acepto suscribirme a las publicaciones de A.M.C.–CAN.

2 pensamientos sobre “Descodificación Conductual Canina (DCC)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.